AMAJUR ( 3 ejercicios)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

AMAJUR ( 3 ejercicios)

Mensaje por Admin el Lun Feb 02, 2009 12:45 am

AMAJUR

Ya estoy aquí hermanos, Amajur los saluda desde este salón.

Hoy empezamos un nuevo ciclo de ejercicios necesarios para cada uno de ustedes, voy a buscar los puntos más vulnerables de sus cuerpos energéticos para reactivar la circulación, desbloquear algunos centros, y sobre todo promover la claridad mental que es tan importante para las operaciones que se avecinan.

Y les voy a enseñar una serie de ejercicios:

El primero tiene que ver con la invocación, quiero que aprendan a invocar correctamente la energía del universo y para eso es necesario que primero aprendan lo que es el silencio mental.

He aquí un ejercicio sencillo para su silencio mental:

Van a colocar su pulgar derecho en el entrecejo, en el punto conocido como el tercer ojo, y van a hacer una ligera presión del pulgar sobre su entrecejo, coloquen su mano de tal forma que su pulgar quede en posición cómoda.

Ahora, pongan su atención en el estímulo que experimenta su frente al estar en contacto con el pulgar.

Ahora pasen su atención al pulgar y experimenten lo que siente el pulgar al estar en contacto con su frente.

Regresen su atención ahora a la frente y sientan su pulgar posado sobre ella; alternen ahora su atención entre su frente y el pulgar, y háganlo por espacio de unos cuantos segundos.

Ahora ya han logrado el silencio mental.

Regresen su mano a su posición original, practiquen este ejercicio cuantas veces deseen durante el día, y cada vez que lo hagan estarán experimentando el silencio mental.

Ahora bien, una vez que sientan el silencio, inhalen profundamente tres veces sintiendo que absorben la energía del universo, presten su atención al aire que entra y llena toda su cavidad torácica, y cuando lo exhalen sientan que están exhalando a través de todos los poros de su piel; cuando inhalen, inhalen igualmente a través de todos los poros de su piel, de tal forma que se conviertan en concentradores y disipadores de energía universal.

Hagan esto por espacio de siete respiraciones y después de haber hecho el silencio mental, observarán que su energía interior se incrementa enormemente, pues han hecho la armonía con el entorno.

Quiero que practiquen esto que les acabo de describir durante toda la semana, y la próxima semana estaremos impartiendo nuevas prácticas que nos llevarán al despertar de la conciencia grupal, al menos dentro de este círculo.

Les dejo mi paz.

Que así sea.



AMAJUR

Muy bien hermanos, les habla Amajur.

Nuevamente me enfocaré en aquellos puntos energéticos que cada uno de ustedes manifiesta como puntos débiles de energía, puntos con bloqueos, puntos que impiden el flujo libre de la energía; así que cualquier efecto que puedan ustedes sentir en algún punto de su cuerpo, simplemente acéptenlo como parte de una terapia.

Quiero darles ahora un segundo ejercicio.

Han empezado a jugar el juego de la atención, la atención es energía, la energía mueve cosas; y cuando la energía mueve, el universo responde.

Así pues el segundo ejercicio que deberán practicar lo harán después de que el primer ejercicio haya sido completado. Una vez que hayan hecho el ejercicio del pulgar derecho sobre su entrecejo y que hayan realizado al menos siete respiraciones profundas, bajan su mano derecha y estando colocados de pie con las piernas entreabiertas y los brazos ligeramente separados del cuerpo apuntando hacia abajo y con las palmas abiertas; empezarán a centrar su atención, primero en la frente a la altura del entrecejo, después mandarán su atención a la palma de su mano derecha, después pasarán su atención a la planta de su pie derecho, después a la planta del pie izquierdo, después a la palma de su mano izquierda, y terminarán nuevamente en el entrecejo.

Repito:
entrecejo
palma de la mano derecha
planta del pie derecho
planta del pie izquierdo
palma de la mano izquierda
entrecejo.

Colocarán su atención en cada uno de estos puntos por espacio de cinco segundos aproximadamente, y sin que esto les cause inquietud, irán circulando la energía. Y después de que lo hayan hecho por tres ciclos, empezarán a pasar su atención cada vez más rápido, deteniéndose en cada punto tres segundos, luego dos segundos, después un segundo, y después, casi instantáneamente estarán con la mente viajando en círculos. Hagan esto todas las veces que deseen durante el día.

Repítanlo durante toda la semana, pero recuerden que este ejercicio se realiza una vez que han acumulado energía con el ejercicio número uno.

Si en el transcurso del ejercicio se sienten con algunas molestias, no se preocupen, olvídense de las molestias y concéntrense en el ejercicio. Si las molestias son tan grandes que les obligan a acostarse, acuéstense y después levántense y sigan haciendo el ejercicio. Si las molestias persisten, no consulten a nadie, pero sigan haciendo el ejercicio.

Hasta aquí mis palabras y esperamos que muy pronto podamos tener las primeras manifestaciones de la conciencia grupal.

Que así sea.


AMAJUR

Mis queridos hermanos, les habla Amajur.

Con la libertad llega la responsabilidad, con la responsabilidad llega la conciencia, con la conciencia llega la unidad, y no pasa mucho tiempo para entender que la unidad es otro de los nombres de la libertad.


Y esto es un círculo, un punto que creció transformándose en línea, y una línea que se curveó regresando al punto de partida. Y en un círculo no hay entradas, tan solo se encuentra lo que está afuera y lo que está adentro. Lo que está dentro está encerrado, lo que está afuera está en libertad, y lo que está en la línea es una sola decisión, la decisión de ser libre o ser esclavo.

Con la esclavitud llega la seguridad, con la seguridad llega la inconsciencia, con la inconsciencia llega el sueño, y con el sueño llega la no-existencia. Y los que no existen no se dan cuenta que fueron esclavos, que aceptaron su esclavitud.

Es curioso, pero la mente trabaja en círculos. Primero la mente se pregunta: ¿Este mundo en el que vivo será lo único que existe?, y entonces la mente intuyendo un más allá, investiga, investiga los frutos de otras mentes y encuentra multitud de puertas y opciones, y se engolosina. Y de la inquietud pasa a la investigación, y goza investigando porque la investigación le abre las puertas a multitud de tesoros, de conocimientos y conceptos. Y entonces de la investigación pasa a la conquista, y entonces conquista más conocimiento, y ahora todo lo que percibe la mente lo puede analizar a la luz de los nuevos conocimientos, y la mente se siente más sabia, tiene más palabras para explicar lo que percibe, y una puerta lo lleva a otra, y esa otra puerta lo lleva a otra, y así hasta recorrer infinidad de ramas del conocimiento humano.

Un buen día, siente que nadie le puede enseñar más, se siente pleno de conocimiento, y de pronto siente que su corazón le llama, no con palabras ni conceptos, sino con algo llamado necesidad. El corazón le habla de una necesidad que la mente no puede expresar, y entonces la mente incapaz de verbalizar el mensaje de su corazón se pregunta si todo ese paseo por los arcanos del conocimiento humano, por el jardín del árbol de la ciencia del bien y del mal, si todos esos frutos que probó y saboreó, han sido útiles para algo.

El corazón sigue enviando el mensaje y la mente reconoce que ha venido caminando en círculos, por un momento se defiende preguntándose de qué otra forma podría la mente caminar. Y el corazón insiste en su pregunta, y sin expresar palabras intensifica su interrogante; la mente se inquieta, se desespera, se deprime, y no acierta a comprender lo que ocurre; y en verdad nunca acertaría, porque esa pregunta que el corazón lanza no es para la mente, sino para el bello durmiente que se encuentra detrás del círculo de la mente.

Poco a poco, cuando la mente empieza a colapsarse entre un mar de conceptos, alguien que mora detrás de los pensamientos empieza a desperezarse, y sin palabras, sin angustias, sin razonamientos vanos; simplemente abraza a la mente dándole las gracias, abraza al corazón dándole las gracias, y empieza a tomar posesión de la verdadera vida espiritual en el mundo.


TERCER EJERCICIO


El ejercicio lo harán de la siguiente forma:

Cerrando sus ojos, pondrán su atención primero en la oscuridad que perciben al tener los párpados cerrados, mantendrán su mente enfocada en esa oscuridad, y notarán las variantes de color que surgen en consonancia con la presión sanguínea.

Después, cuando hayan percibido hasta los más mínimos cambios en la coloración de su oscuridad, pondrán su atención en todos los sonidos que sus oídos perciban, empezarán por escuchar los sonidos más inmediatos o más fuertes; y poco a poco irán afinando su oído hasta lograr escuchar el zumbido de las moscas más alejadas, o el arrastrar de las hojas por las hormigas que deambulan por el suelo.

Cuando hayan puesto toda su atención en los sonidos y hayan capturado hasta el más pequeño de los ruidos; incluirán la sensación de su piel, y así podrán percibir el aire que roza su rostro y sus manos, o la piel que es cubierta por la ropa que llevan puesta.

Buscarán experimentar la totalidad de las sensaciones que provienen de su piel, y las unirán a los sonidos y a la oscuridad que perciban.

Este ejercicio lo realizarán las siguientes dos semanas.

Hago la aclaración que a aquellos de ustedes que no han practicado los ejercicios que antes les mencioné, les recomiendo que los sigan haciendo y unan a sus prácticas estos otros ejercicios que estaremos dando.

El objetivo que perseguimos es crear entre todos ustedes la conciencia de grupo en unidad.

Mas adelante continuaremos.

Que la luz del padre los acompañe siempre. Que así sea.


AMAJUR

Admin
Admin

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 09/11/2008

Ver perfil de usuario http://www.youfreeweb.com/ESPACIOSdeLUZ/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.